A lo largo de los últimos en la compra de artículos de segunda mano ha ganado cada vez más adeptos. Si tenemos en cuenta que las personas interesadas en este tipo de aparatos también deseen hacerlo a un bajo precio, es normal que cada vez haya más clientes interesados en comprar aire acondicionado de segunda mano, ya que es una de las maneras más eficientes de ahorrar dinero en la adquisición de un aparato de climatización. De la misma manera en que ocurre en otros muchos sectores, existe la posibilidad de encontrar algunas ofertas realmente atractivas y que se adapten a nuestras necesidades.

Pero hay que tener una serie de cosas en cuenta a la hora de adquirir un aire acondicionado de segunda mano, ya que estamos hablando de unos aparatos que con el paso del tiempo tienden a desgastarse y a dejar de funcionar en las mismas condiciones en las que lo hacen siendo nuevos.

A continuación vamos a ver unos consejos que te pueden ser de mucha utilidad si estás pensando en comprar un aparato de climatización de segunda mano y que en la medida de lo posible no tengas muchos problemas.

Consejos a tener en cuenta antes de comprar un aire acondicionado de segunda mano 

Para nosotros no es ninguna sorpresa el hecho de que cualquier aparato de aire acondicionado consta de dos unidades totalmente diferentes. Una que va  instalada en el interior y otra que siempre se instala en el exterior de la vivienda.

Dicho esto, uno de los aspectos fundamentales en los que debes prestar especial atención es que tanto la unidad exterior como la unidad interior sean del mismo modelo y fabricante. Si intentan venderte un aparato de aire acondicionado en el que estas dos unidades son de diferentes marcas, debe saber de antemano que puedes tener muchos problemas de compatibilidad.

Una vez que te asegures de que ambas unidades sean del mismo modelo y fabricante, puede seguir con el resto de comprobaciones que veremos a continuación.

Comprueba que el aire acondicionado de segunda mano tenga gas 

El tema del gas refrigerante es uno de los más importantes. Al desmontar un aparato de climatización en la mayoría de los casos nos para ponerlo en venta en el mercado de segunda mano, por lo que muchos casos se deja salir del gas. Es de vital importancia que te cerciore es de que el técnico que se ha encargado de llevar a cabo las tareas de desmontaje haya dejado de gas refrigerante en el interior del aparato.

Para saber si el aire acondicionado todavía contiene gas refrigerante en su interior, vas a necesitar una llave allen y una llave inglesa para comprobarlo de una manera muy sencilla.

Debes desenroscar una tuerca que se encuentra en una de las válvulas de servicio. Una vez que hayas llevado a cabo este paso, tienes que abrir un poco la válvula mediante la llave de tipo allen. En este momento debería salir gas. Si a medida que vas abriendo la válvula notas que nos sale nada de gas, es que efectivamente al desmontarlo no lo han tenido en cuenta. Si aun así sigues interesado en comprar este aire acondicionado de segunda mano, debe saber que puedes negociar el precio con el vendedor, ya que volver a cargar el aparato de gas refrigerante conlleva una serie de costes económicos a tener en cuenta.

Existen otros casos mucho más extremos en los que la falta de gas se debe a una fuga, por lo que si este es el caso, desde aquí te recomendamos que directamente descartes ese aparato, ya que es muy probable que la reparación de salga mucho más cara de lo que te costaría un aire acondicionado totalmente nuevo.

Comprueba que los ventiladores funcionan bien 

Esta es quizás una de las comprobaciones más sencillas que puedes llevar a cabo. Debes comprobar que tanto el ventilador de la unidad exterior como el de la unidad interior funcionan perfectamente y que se mueven con fluidez.

Para comprobarlo lo único que tienes que hacer es empujar con la mano el ventilador y comprobar que se mueve sin presentar ningún tipo de resistencia o roce con alguna pieza interna del aire acondicionado.

También ten en cuenta si los ventiladores están equilibrados. La mayoría de los aparatos de aire acondicionado incorporan una serie de contrapesos en los ventiladores para que no hagan ruido ni produzcan vibraciones. Es tan fácil como fijarse si al mover el ventilador de manera manual este gira de manera totalmente perpendicular a su eje. Esta comprobación se ve a simple vista, por lo que no necesitarás ningún tipo de herramienta o material específico.

Prueba el mando a distancia

Aunque parezca mentira, el mando a distancia es uno de los componentes de un aire acondicionado que más debemos tener en cuenta sobre todo si vamos a comprarlo de segunda mano. La mayoría de fabricantes de aires acondicionados desarrollan mandos a distancia que son totalmente específicos, por lo que la mayoría de los casos es imposible utilizar mandos universales o de otros fabricantes. Sí que existe la posibilidad de buscar mandos a distancia de los mismos modelos en el mercado de segunda mano, pero su precio puede ser mucho más elevado.

Para comprobar si mando a distancia del aire acondicionado de segunda mano que quieres comprar funciona correctamente, lo único que tendrás que hacer será ponerle las pilas que necesite y comprobar que este funciona. Lo normal es que no lo puedas comprobar hasta que no esté instalado, pero a continuación te vamos a ver un truco muy útil para que puedas ver si funciona.

Una vez que hayas puesto las pilas en el mando, apunta con la cámara de tu móvil al mando y pulsar un botón. A través de la pantalla del móvil deberías ver la luz infrarroja que emite el mando que a simple vista es imposible verla.

Éstos han sido algunos de los consejos más importantes que debes tener en cuenta al comprar tu aire acondicionado de segunda mano, esperamos que te haya sido de utilidad.